lunes, 27 de octubre de 2008

Recuerdo

Me levanto temprano, moribundo.
Perezoso resucito, bienvenido al mundo.
Con noticias asesinas me tomo el desayuno.

Camino del trabajo, en el metro,
aburrido vigilo las caras de los viajeros,
compañeros en la rutina y en los bostezos.

Y en el asiento de enfrente,
un rostro de repente,
claro ilumina el vagón.

Esos gestos traen recuerdos
de otros paisajes, otros tiempos,
en los que una suerte mejor me conoció.

No me atrevo a decir nada, no estoy seguro,
aunque esos ojos, sin duda, son los suyos,
más cargados de nostalgia, quizás más oscuros.

Pero creo que eres tú y estás casi igual,
tan hermosa como entonces, quizás más.
Sigues pareciendo la chica más triste de la ciudad.

Cuánto tiempo ha pasado desde los primeros errores,
del interrogante en tu mirada.
La ciudad gritaba y maldecía nuestros nombres,
jóvenes promesas, no, no teníamos nada.

Dejando en los portales los ecos de tus susurros,
buscando cualquier rincón sin luz.
"Agárrate de mi mano, que tengo miedo del futuro",
y detrás de cada huida estabas tú, estabas tú.

En las noches vacías en que regreso
solo y malherido, todavía me arrepiento
de haberte arrojado tan lejos de mi cuerpo.

Y ahora que te encuentro, veo que aún arde
la llama que encendiste. Nunca, nunca es tarde
para nacer de nuevo, para amarte.

Debo decirte algo antes de que te bajes
de este sucio vagón y quede muerto,
mirarte a los ojos, y tal vez recordarte,
que antes de rendirnos fuimos eternos.

Me levanto decidido y me acerco a ti,
y algo en mi pecho se tensa, se rompe.
"¿Cómo estás? Cuánto tiempo, ¿te acuerdas de mí?"
Y una sonrisa tímida responde:

"Perdone, pero creo que se ha equivocado".
"Disculpe, señorita, me recuerda tanto
a una mujer que conocí hace ya algunos años".

Más viejo y más cansado vuelvo a mi asiento,
aburrido vigilo las caras de los viajeros,
compañeros en la rutina y en los bostezos.

Autor: Ismael Serrano

9 comentarios:

Cecilia Alameda Sol dijo...

Cantante meritorio, comprometido y sensible. Un poeta con los pies en el suelo y los ojos en su mundo.

Maria Jesús dijo...

La de veces q he llorao con esa canción .. ainssss, cuantos recuerdos por nuestras cabezas, buenos, malos,malisimos y otra vez buenos. Pero quien diablo quiere regresar, si lo que cuenta es aprender ...

1abrazo y gracias por pasarte siempre.

Sole dijo...

Uno de los unicos temas que me conmovieron ayer en el recital es muy bonito, mas aun la introduccion que le hace

Un beso grande

Gema dijo...

Sole: que un mal día lo tiene cualquiera, cuantas veces nos ha pasado en el trabajo que no nos calienta ni el sol, pues igual le habrá pasado a este buen hombre.
Un día malo siempre sonara por cien, es una de las injusticias que hay en esta vida, aunque alla realizado 500 conciertos para quitarse el sombrero.
Habeis tenido la mala suerte que ese día os toco a ustedes pero no le deis más bola porque creo que no se lo merece

Alberto López Cordero dijo...

Pues nada, ya he puesto la primera de mis croniquillas en Madrid. La verdad es que merece la pena de vez en cuando darse un garbeo por la capital y disfrutar de ciertas cosas y eventos que , aquí por ejemplo, no disfrutamos todos los días. Besos.

MARIO ALONSO dijo...

Hola... no sé qué camino te trajo hasta mi orilla, pero agradezco de corazón tu visita y tu comentario. La puerta está abierta, pasa cuando quieras.

No he podido escuchar la canción, se me cuelga el ordenador (está hecho un cacharro)... pero la buscaré para escucharla. La letra está en su línea, siempre sabe llegar a donde se propone. Tiene mucho mérito este hombre, es admirable.

Un besote.

Maria del Sur dijo...

recuerdo, su mirada vaga...mirandome de a ratos, tal vez por mi mirada desconsolada y perdida en los versos que anticipan esta cancion...
joder...tenes q escucharlos, si no los has hecho

Sole dijo...

Gema se que un dia malo lo tenemos cualquier, pero todo lo mal interpretaron e hicieron un lio que yo no queria, no nos sirve a nadie..

Esperare que sigas dejando tus huellas en esa isla que nunca abandonare, porque si pasa el barco me escondere, hasta asegurarme que haya seguido de largo

Besos

Sara dijo...

Gracias por tus palabras, Gema. Aunque veo que tu canción también es un poco triste.